La importancia del sueño

Por desgracia, vivimos en un mundo privado de sueño. Hace cien años, dormíamos 8 o 9 horas por noche; ahora tenemos un promedio de 6-7 horas por noche.

Según un informe realizado por el Instituto Nacional de Medicina sobre el sueño, entre 50 y 70 millones de estadounidenses se ven frecuentemente privados de sueño o sufren de problemas de sueño. Esto puede ser bueno para los números de Starbucks, pero no es bueno para tu cuerpo o tu cerebro.

El sueño es el momento en que tu cuerpo se repara y sana. La privación extrema de sueño puede causar psicosis, como sucede en los reclutas militares.

¿El sueño afecta a la salud?

¡Nuevos estudios indican que mejorar la cantidad y la calidad del sueño tiene un efecto general más significativo en la salud que la dieta o el ejercicio! Para entender el sueño, hay que entender primero la importancia del sueño para la salud en general.

Aún hoy la gente raramente asocia al sueño con su estado general de salud y bienestar.

Los efectos de la privación de sueño

La privación moderada y a largo plazo del sueño conduce a:

  • Niveles de insulina más altos
  • Un mayor aumento de peso
  • Más depresión
  • Más casos de trastorno de déficit de atención (TDAH)
  • Problemas con el aprendizaje y la memoria

La privación de sueño puede ser un factor que contribuye a problemas de salud más graves. Y a todo eso hay que sumarle 100.000 accidentes de auto al año, sobre todo de adolescentes.

Si eso no hace que duermas más, entonces deberías saber que la privación de sueño hace que aumenten los niveles de la hormona ghrelina, que causa hambre y reduce el apetito mediante la supresión de hormonas denominadas PYY. Como resultado, comes más para compensar la falta de sueño y tienes más antojos de azúcares y carbohidratos refinados.

La privación de sueño también aumenta las hormonas del estrés como el cortisol, que mata células cerebrales en el hipocampo, el centro de la memoria y del estado de ánimo.

El sueño no es una molestia o un lujo, es parte del proceso normal de mantenimiento y reparación. Dormir lo suficiente puede significar la diferencia entre una vida enferma, cansada, confusa y fuera de foco, y una en la que te sientes vivo de forma vibrante y totalmente sintonizado con el mundo que te rodea.

Lo que mucha gente se olvida es que el buen sueño está vinculado con un buen colchón. La calidad de tu colchón puede tener un enorme impacto en tu sueño, y los colchones de menor calidad también te exponen a pegamentos tóxicos, productos químicos, retardantes de fuego, ácaros del polvo y alérgenos que pueden inhibir el sueño y tener efectos adversos sobre la salud.

El "mantenimiento del sistema" vital que tu cuerpo lleva a cabo durante el sueño incluye:

  • La liberación de hormonas del crecimiento para la curación y el desarrollo.
  • La rehidratación de los discos.
  • Dirección del flujo sanguíneo hacia las áreas que necesitan curación.
  • Catalogación de los recuerdos para su uso posterior.
  • Ajuste de las habilidades motoras.

Datos interesantes sobre el sueño

"Un buen colchón es fundamental para la prevención y el tratamiento de una lesión en la espalda", dice el Dr. Stephen Elsasser, del Colegio Americano para el Avance de la Medicina". Comisión Nacional de Investigación sobre los Trastornos del Sueño

"La somnolencia contribuye a aproximadamente 600.000 accidentes automovilísticos por año y casi 12.000 fatalidades". Asociación Automovilística Estadounidense "La mitad de los adultos encuestados duermen menos de lo necesario. Dos tercios creen que la pérdida de sueño es mala para la salud". Consejo para un Mejor Sueño.

Estas cuestiones son solo algunas de las consecuencias de la pérdida de sueño. La pérdida de sueño puede ser atribuida a una disminución del tiempo real que se destina al descanso o a un tiempo de descanso adecuado pero que se interrumpe o es perturbado de alguna manera.

El adulto promedio requiere entre 7,5 y 8,5 horas de sueño por noche. Puede que hayas oído a alguien decir que solo necesitan 5 o 6 horas y que aprendieron a funcionar con solo esa cantidad de horas de sueño. La verdad es que con solo 5 o 6 horas por noche de sueño, el rendimiento de esta persona en su trabajo y en la vida se ve afectado, ¡y punto!

En un estudio reciente, a varios hombres de entre 20 y 30 años de edad, se les permitió dormir solo 4 horas por noche durante una semana. Al final de la semana, se les realizaron pruebas en profundidad. Se encontró que la tasa de envejecimiento se había incrementado a los valores de un hombre de unos 60 años. ¡Esto fue después de solo una semana!

For more information, please visit our Learning Center.

Comentarios

Esta publicación todavía no tiene comentarios. ¡Sé el primero!

LOADING!!!